Desde hace un tiempo quería participar de un retiro fotográfico, porque había escuchado de otros rayados que era una experiencia única, en la que el tema principal era la Fotografía.

Una experiencia previa que terminó por convencerme de querer participar en un retiro fotográfico, fue un fin de semana que pasé junto a 4 Rayados por las Fotos en la comuna de Valdivia, donde conviví con ellos y los pude conocer. Fue como haber salido con un grupo de amigos, donde lo pasamos genial y se generó una onda fantástica, todo esto desde un viernes hasta el domingo.

Entre el 22 al 26 de enero del 2020, en el sector de Puñihuil, Ancud, se realizó el “Retiro Fotográfico Chiloé”, el primer retiro del año, del cual fui integrante. Aquí te cuento mi experiencia:

Catorce rayados participamos en este safari fotográfico. Comenzamos la camaradería con un rico almuerzo, donde nos presentamos y contamos por qué decidimos participar de esta actividad.  Esa misma tarde fotografiamos aves y recorrimos la playa de Duhatao, un lugar hermoso.

Lo entretenido de participar en estas instancias es darte cuenta de los diferente que somos, pero que la Fotografía nos une en comunidad. Una de las actividades en terreno, era visitar la playa Caulín para fotografiar aves playeras, pero junto con otras rayadas cambiamos de ruta y nos fuimos a Castro, donde fotografiamos palafitos, las Iglesias de Castro y Nercon y disfrutamos de un rico helado en la plaza de la ciudad. Conversamos sobre nosotras, cómo la Fotografía llegó a nuestras vidas y cómo llegamos a ser Rayadas por las Fotos.

Otra de las dinámicas del safari fue la Fotografía Nocturna. Estaba súper contenta porque al fin fotografiaría mis primeras estrellas, esa misma noche al retorno de la salida. Y con la ayuda del profe Cristian, quien me dio unos tips para la edición, quedé más que feliz con el resultado.

Sin duda es una experiencia increíble que volvería a repetir. En este safari me di cuenta que me gusta “pajarear”, es decir, hacer fotos de aves. Además, que conozco más aves de las que pensaba… me fui con mucho conocimiento y aprendiendo cosas nuevas.

Una de las cosas positivas que destaco es la generosidad de los rayados que participaron en este retiro, porque comparten su conocimiento y aprendizaje, y eso es una de las cualidades del por qué me gusta ser parte de esta comunidad. Puedes preguntar un parámetro para una foto y te responden más de 3 rayados, y ya con esa información tienes una idea para tu propia imagen. Y así ocurría cuando estábamos foteando aves o estrellas.

Durante estos días se realizaron charlas sobre técnica, composición y edición, también así muchos ejercicios como congelados, barridos, blanco & negro. Y la famosa gotita, donde Cristian con una paciencia infinita nos ayudó a realizar esta técnica, preparamos el set e hicimos muchos intentos para que todos tuviéramos el mejor ángulo para esta foto. Revisé y elegí mis capturas, más un trabajo de edición y el resultado fueron imágenes increíbles.

Soy Rayada por las Fotos desde marzo de 2019. En esta comunidad hay aprendizaje constante, siempre me sorprendo de lo creativos que son algunos miembros porque en cada desafío nos sorprenden, y de esta manera todos aprendemos del resto. Me gusta la fotografía de paisajes, pero explorando las diferentes disciplinas que voy conociendo sigo aprendiendo.